Fundamentación

“Para ser buenos profesores, primero, debemos ser buenos alumnos”. Esta frase es grabada en nuestras mentes cuando comenzamos nuestra carrera académica para convertirnos en profesionales de la educación. Pero actualmente, no solo basta con esto, que no es poco, sino que como profesores que enseñamos a niños del S. XXI necesitamos estar en constate actualización.

No solo la revolución educativa se basa en las TIC, sino que es mucho más profunda. Actualmente estamos experimentando el renacimiento de algunas metodologías que ya antes conocíamos, pero que combinadas con otras nuevas y con diferentes recursos digitales, demandan una nueva identidad. Esta situación no ha surgido de repente, a capricho de ningún agente educativo concreto, sino que responde a una evolución social que demanda nuevos enfoques educativos que respondan a las nuevas necesidades que se plantean.

En la enseñanza tradicional el método era algo obvio, secundario. Por delante de él estaban en la programación de aula los contenidos, luego los objetivos y el cronograma. Solo se tenía en cuenta la metodología una vez que el profesor se disponía a crear las actividades a través de las cuales se iban a enseñar esos contenidos. En cambio ahora, el método forma parte de las primeras decisiones que debemos tomar como docentes, ya que la forma en la que aprendemos algo determina en gran medida la profundidad de la adquisición de ese conocimiento, y por supuesto, el desarrollo integral del alumno. Ya no solo nos centramos en nutrir su cabeza de nuevos conocimientos, sino que sabemos que es fundamental tener en cuenta la motivación y el desarrollo emocional de cada uno de nuestros alumnos. Ya no formamos trabajadores en la Era Industrial, educamos a personas de manera integral.

En materia de educación hemos dado un paso de gigante con el cambio de enfoque que la Unión Europea comenzó con la propuesta del aprendizaje por Competencias. Esta transformación implica un cambio de metodología directo, ya que el objetivo no es memorizar una serie de contenidos homogéneos, sino demostrar unas habilidades que se adapten a los contextos cambiantes e inciertos actuales, con el objetivo de ser resolutivos. Este enfoque educativo se ve apoyado por la sociedad, que cada vez demanda más ciudadanos autosuficientes, competentes en un entorno indefinido, cambiante y colaborativo. De la cultura de la individualidad homogénea hemos pasado a la riqueza del colectivo heterogéneo, en la nueva cultura de la colaboración.

Si algo hemos observado sociológicamente a lo largo de este cambio de era, es que el desarrollo profesional de nuestros alumnos en su futuro es completamente incierto. En este momento ya no podemos estar seguros de que los contenidos que les enseñamos durante su etapa escolar serán útiles en su futuro profesional. por esta razón hemos transmutado la educación de un enfoque en los contenidos a un foco en las competencias. Como bien cito en mi libro “Enseñar con TIC: Nuevas y renovadas metodologías para la Enseñanza Superior”, las demandas de la sociedad a los futuros ciudadanos, es decir, a nuestros alumnos una vez terminen su etapa escolar son:

- Deben ser creativos, innovadores, trabajar colaborativamente y estar motivados.

- Tienen que saber cómo usar la información y generar conocimiento en diferentes contextos.

- Con capacidades altas de invención, intuición, y producción de nuevas ideas.

- Capaces de crear sentido socialmente construido.

- Estar dispuestos a compartir la información de forma abierta y libre.

- Deben ser creadores de redes de personas, trabajando colaborativamente.

- Conocer diversas herramientas para poder resolver distintos problemas.

- Deben estar alfabetizados digitalmente de forma íntegra.

- Tienen que poseer las habilidades y competencias necesarias para resolver problemas en contextos diferentes.

- Aprender a compartir (sin límites geográficos).

- Capaces de desaprender y aprender constantemente, a lo largo de la vida.

- No temer al fracaso, sino saber analizar las dificultades y planificar nuevas soluciones.

Este contexto que brevemente se ha resumido aquí, nos ayuda a entender por qué la educación ahora es diferente. Como profesores debemos centrarnos en que el método sea adecuado, para asegurarnos un completo desarrollo competencial de nuestros alumnos, siempre creativo y resolutivo.

Para lograrlo, tenemos a nuestro alcance algunas metodologías que ya existían y otras novedosas. La metodología de Trabajo Colaborativo no es nueva, como veremos posteriormente en su historia data de tiempos en los que la educación era tradicional, pero que ya estaba empezando a asumir ciertos retos. No obstante, esta metodología al igual que las demás se ha ido adaptando a los nuevos tiempos y cobrando especial relevancia a través de las necesidades que las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación o Conocimiento) nos plantean como profesores. Por otro lado, nos encontramos una evolución metodológica que pone su foco en la adquisición de conocimientos a través de una actividad práctica enriquecida con fines sociales. Esta demanda se ajusta a las características del método Trabajo por Proyectos, cuyo principal aliado es la metodología del Trabajo Colaborativo. Además, nos encontramos con un método totalmente nuevo, que parte de los beneficios observados del e-Learning (aprendizaje online) y del Blended Learning (aprendizaje a través de momentos presenciales y otros virtuales), también centrada en la relevancia de la práctica frente a la teoría. Esta es la metodología de Flipped Classroom o comúnmente llamada Aula Invertida.

Estas tres metodologías son el eje vertebral de un cambio de método integral, realmente rico en posibilidades educativas. La pedagogía y la creatividad aportan lo mejor de sí mismas en estas nuevas y renovadas metodologías. Conocer cada una de ellas por separado y saber combinarlas aportará al profesorado del S.XX la fluidez que necesita en un contexto tan cambiante como es el aula actual.

Este curso se centra en descubrir las bases de la metodología de Trabajo Colaborativo para saber cómo aplicarla en los diferentes contextos educativos en los que nos desarrollamos los profesores. Pero no solo trataremos esta metodología, sino que la enriqueceremos con dos de los más interesantes métodos que actualmente se trabajan: la metodología de Trabajo por Proyectos y el Aula Invertida, o Flipped Classroom.

La capacitación en estas tres metodologías nos hará sentirnos seguros a la par que más creativos en el aula, ya que poseeremos los 3 ases ganadores de la metodología.

 

Calendar
Fecha de inicio

Durante el período académico 2017, las fechas de inicio son las siguientes:

  • 1º de setiembre

Price
Costo

El costo de dicho curso es de u$s 350 (trescientos cincuenta dólares USA) a abonar en dos cuotas de u$s 175 (ciento setenta y cinco dólares USA), una antes del comienzo y otra antes del inicio del tercer mes.

Si es de su interés preinscribirse, por favor complete los datos en la sección “Preinscríbase” y le enviaremos la forma de pago.

Book
Plan de Estudios
Descargar PDF
Preinscríbase
Camino Lopez García

Camino Lopez García

Coordinadora

La Especialización tendrá una duración de 16 semanas cursándose a través de cuatro módulos.

Se impartirá mediante la metodología de e-learning, y se hará especial hincapié en las interacciones permanentes entre alumno y tutores y entre alumnos, a fin de intensificar el trabajo colaborativo y grupal, a través de las múltiples posibilidades que brinda la plataforma.

El diseño general, la estructura de cada materia, las actividades, los materiales didácticos y la acción tutorial funcionarán como modelo de lo que se propone desde los materiales teóricos.

  • Docentes y pedagogos de nivel medio o superior, que aspiren a desempeñar su labor profesional en educación tanto a distancia como presencial en los niveles educativos de Primaria y Secundaria.
  • Directivos de instituciones educativas que estén comprometidos con la actualización del conocimiento sobre cómo enseñar usando nuevas tecnologías.
  • Cualquier profesional de la educación que quiera mejorar su método de trabajo en el aula y actualizar sus conocimientos acerca de metodología educativa enfocándolos hacia la integración de las TIC.

El objetivo general del curso es que los alumnos conozcan y sepan aplicar las tres metodologías que se proponen en su práctica docente, integrándolas en el proceso de enseñanza-aprendizaje de sus contextos reales. Los objetivos específicos del curso son:

  • Comprensión del desglose teórico de cada contenido
  • Desarrollo de la capacidad crítica a través del debate en los foros.
  • Conocer el modo de enseñar los contenidos curriculares a través de estas metodologías.
  • Planificar actividades a través de estas metodologías y la combinación entre ellas.
  • Conocer las posibilidades de integración de las TIC en estas metodologías.
  • Saber cómo adaptar cada metodología y la combinación de todas ellas al contexto real de su práctica educativa.
  • Saber cómo evaluar acciones educativas a través de estas metodologías.

Para lograr este objetivo, se plantea una estructura por módulos y actividades, para acercar la teoría y la práctica a los alumnos.

Al finalizar el posgrado los egresados alcanzarán las capacidades necesarias para:

  • Perfeccionar acciones educativas enfocadas en metodologías activas con TIC.
  • Planificar planes de integración de las TIC en el aula a través de la metodología, tanto para sí mismos como enfocados a equipos docentes múltiples.
  • Asesorar al equipo directivo de su centro educativo y de otros en materia de metodologías con TIC
  • Ser un profesional docente o directivo de un centro educativo actualizado con las últimas y mejores metodologías educativas con TIC.
  • Tener acceso al uso de un PC conectado a Internet.

Los alumnos que cursen la Especialización en Nuevas y Renovadas Metodologías con TIC y superen todos los requisitos establecidos, recibirán el correspondiente certificado expedido por la Universidad Tecnológica Nacional de Argentina, Regional Avellaneda (Res. 328/17D), y Aprende Virtual.